Consejos para tu foto de perfil en LinkedIn

¿Eres de los que pone una foto en LinkedIn tipo “fotomatón”?  ó peor todavía…. ¿eres de los que no ponen foto? Ojo a esto, porque parece una tontería pero es un detalle muy importante a la hora de transmitir tu Personal Branding.

De acuerdo con los estudios de  Business Insider,  tu foto puede jugarte malas pasadas.  A veces, lo barato sale caro!.

Mucha gente evita poner su foto pensando que de esta manera evitará  la discriminación basada en la apariencia (nadie sabrá si eres joven adulto ó muy muy adulto, si eres de alguna raza concreta… ó simplemente si no eres George Clonney), pero hay algo más peligroso que es la imaginación de algunas personas, pudiendo concebir todo tipo de “fenotipos”.

Según Business Insider “el hecho de no poner una foto en tu perfil de LinkedIn  propicia que la gente piense “no sabe ni subir una imagen a su perfil”, “debe tener complejos físicos”, “algo raro debe tener cuando no pone la foto”

De acuerdo con Business Insider  la probabilidad de ver un perfil y detenerse en el aumenta 7 veces si se incluye la foto.

A veces hacerse la foto adecuada no resulta fácil para muchas personas. De hecho no hay más que husmear un poco en LinkedIn y ver muchos y muchos casos.

Tips para hacerse una buena foto

1.-No estés como una figura de cera, ¡estas vivo!

La viveza no significa que te pongas a hacer gestos que luego quedan muy artificiales. Tu mejor cara y postura es la que habitualmente tendrías con tus clientes en una reunión: muestra confianza, un estado relajado, positivo y por supuesto, sonriendo. No tiene que ser una gran sonrisa, pero una cálida y amigable sería adecuada. Sin exageraciones.

Foto erronea del perfil de LinkedIn2.-Tu imagen debe ser cercana

Lo ideal es que la fotografía sea desde tu cabeza hasta tus hombros ó como mucho hasta mitad del pecho.

3.-Vístete en sintonía con  el sector al que te dirijas

LinkedIn no es el lugar para vestirse de traje de cocktail,  con chandal ó con un equipo de senderismo. Las fotos de nuestras aficiones y experiencias de la vida  no son oportunas  para LinkedIn.

Obviamente si eres un creativo de publicidad, poco sentido tiene que te pongas un traje oscuro con camisa de cuellos italianos. La mejor forma de no equivocarse es utilizar una vestimenta “casual de negocios”.

Procura utilizar colores que te favorezcan, formas de trajes que transmitan una imagen profesional

4. Elige un fondo adecuado

La mejor sugerencia es que te hagas la foto sobre un fondo claro, de esta manera, resaltará solo tu imagen. También puedes elegir la mesa de tu despacho, tus librerias… pero ojo, cuida que no salgan objetos como un cenicero con cigarrillos, un mechero, un trozo de sandwich..etc.

5. Procura que la foto tenga calidad

Las fotos del perfil de LinkedIn son  pequeñas (150 x 150 px para el perfil publico, 500×500 px para la foto ampliada por click y 60 x 60 px  para los listados “gente que quizás conozcas”)  y  no pueden permitirse el lujo de tener una resolución baja. Asegúrate que la foto este bien pixelada, tenga densidad. Puedes subir fotos  con extensiones jpg, png ó gif con un máximo de 4MB

Si ya tienes tu foto, ahora es el momento de recortarla adecuadamente para que te encaje perfectamente en el tamaño del perfil.
Para ello puedes utilizar programas muy sencillos como PAINT. En este enlace encontrarás indicaciones de como hacerlo.

6. ¡Tu foto y no otra!

Suena obvio, pero te sorprenderías de cuántas personas utilizan como imagen de su perfil de LinkedIn el logo de su empresa, o una foto de grupo de las vacaciones, salidas de fin de semana, una caricatura o un personaje favorito de dibujos animados.
Estar orgulloso de tu empresa es fantástico, pero recuerda, que la “MARCA” eres tu, y tu producto son tus competencias profesionales.